Antes de montar los ejes en el vehículo, se comprueba que el apriete del bulón, que une el soporte de suspensión con el ballestón, sea el correcto según los parámetros que marca el fabricante de los ejes.
Por norma general el apriete siempre es correcto pero se trata de una medida de seguridad preventiva a fin de evitar posibles problemas de alineación de los ejes en caso de que por circunstancias el bulón no estuviera correctamente apretado.

DSC09716

“La calidad no es casualidad: Invertimos recursos Tisvol en asegurar
la calidad de nuestros proveedores”